Internacionales

Por qué cuando “Black Panther” se encuentra con la realidad histórica las cosas se complican

Por:

infobae

60

Publicado: 23 de junio, 2018 — 5:33 a.m. (hace más de 2 meses)

Por Sebastian Smee



(Cortesía: Museo de Arte de Dallas)

Dallas – La trama de la película de superhéroes Marvel, Black Panther , involucra a un metal con propiedades mágicas. La película aborda temas como la realeza africana, el poder femenino, el colonialismo, la esclavitud y los movimientos internacionales con artefactos africanos.

Curiosamente, más o menos los mismos ingredientes han ido a El poder del oro: Asante Royal Regalia de Ghana , en el Museo de Arte de Dallas. La muestra, organizada mucho antes que el estreno de Black Panther , no se basa, sin embargo, en la fantasía, sino en la realidad histórica . Es una enseñanza.

El metal mágico (y ficticio) en Black Panther es vibranium . Extraído de un meteorito, la gente de Wakanda lo ocultó durante mucho tiempo del mundo exterior, hasta que T'Challa se convirtió en rey y decidió comerciar con pequeñas cantidades para extranjeros de confianza , y así pudo enriquecer y modernizar a su nación.

En el caso del pueblo de Asante, el metal extraído de la tierra y de los ríos no se ocultó.



(Cortesía: Museo de Arte de Cleveland)

Se utilizó en armas de oro, en remates dorados para paraguas y bastones. También en armillas doradas, anillos, collares, cascos y coronas .

Los Asante (también conocidos como los Ashanti) viven en el sur y el centro de Ghana, así como en partes de la Costa de Marfil y Togo. Pero gracias a la diáspora, encontrarás a los Asante en todas partes, incluso en Dallas .

Al igual que otros pueblos, la sociedad de Asante es matrilineal. Todas las herencias y roles sociales se transmiten a través de la línea femenina . Los grupos de descendencia están formados por conexiones femeninas, y estos grupos determinan las relaciones sociales y familiares, en la medida en que los padres pueden estar menos involucrados con sus propios hijos que con los hijos de sus hermanas.

La capital de Asante, Kumasi, está situada en la densa selva tropical, a unos 170 kilómetros de la costa atlántica. Y, sin embargo, durante siglos fue un centro para el comercio internacional. ¿La razón?

Oro, que hombres, mujeres y niños cribaron en Asante. También mineros habilidosos laboriosamente lo extrajeron, a menudo en partículas diminutas, de trincheras estrechas y profundas que excavaron con palos con punta de hierro.



(Cortesía: Museo de Arte de Dallas)

El oro hizo rica a la región de Akan y al pueblo de Asante. Los comerciantes musulmanes llegaron desde el otro lado del Sahara para conseguirlo. Y a partir del siglo XV, los europeos (portugueses, holandeses, británicos) comenzaron a llegar por mar. Pronto llamaron a la región "la Costa Dorada". A cambio de oro, consiguieron armas, textiles y alcohol, entre otros bienes.

Estos bienes, y especialmente las armas, ayudaron a los de Asante a expandir sus territorios. Se extendieron hacia el sur, hacia la costa y hacia el norte, en tierras menos fértiles . En la segunda mitad del siglo XIX controlaron la mayor parte de lo que ahora es Ghana. Asante, a veces, mantenía a los pueblos vecinos a quienes abrumaban como esclavos domésticos.

El oro y sus asociaciones con el poder desencadenaron todo esto, por lo que el título de la muestra es correcto. Pero el oro impregnaba la cultura Asante mucho antes de que dominara sus relaciones con el mundo exterior . Fue utilizado por la realeza de Asante, en cantidades abundantes, para impresionar a la población. También fue integral para el mito de origen Asante. Esto involucró al sacerdote, Okomfo Anokye, haciendo que un taburete de oro descendiera de los cielos al regazo del primer rey, Osei Tutu. El taburete dorado se convirtió en el símbolo de la nueva nación. Para dejar constancia del cumplimiento de la nueva orden, los jefes locales enterraron sus propios taburetes.

Lo que surgió, tal y como escribe Malcolm D. Macleod, fue "uno de los reinos más poderosos, complejos y espectaculares de África, un estado que se distingue por su ethos extremadamente jerárquico, poder militar y gran riqueza ".



(Cortesía: Museo de Arte de Houston)

Ese ethos jerárquico encuentra su expresión en uno de los más fundamentales de los miles de refranes y proverbios que conforman el Asante oral lore : obi te obi ase (en español: alguien se sienta en otra persona) .

"El mudfish engorda en beneficio del cocodrilo" o "La gallina pisa a sus polluelos para que no los lastimen, sino para corregir su comportamiento", o "uno nunca debería frotarse los fondos con un puercoespín": Esos proverbios no apuntan a reforzar el poder real. Muchos resultan ser ambivalentes, enigmáticos, moralmente sofisticados y muy en sintonía con la idea de que el poder implica responsabilidad.

Los prestamistas de la exposición incluyen al Museo Británico, el Museo Metropolitano de Arte y el Museo de Bellas Artes de Houston (que tiene su propia colección de oro de Asante en exhibición permanente, un regalo de Aflred C. Glassell Jr.). Pero el objeto clave en esta muestra pertenece al Museo de Arte de Dallas.

Es un adorno de espada (posiblemente un adorno pectoral) en forma de araña. No es cualquier araña, sino el dios araña, Aranse, un dios tramposo que es fuente de proverbios, cuentos populares y sabiduría (de ahí el proverbio: "Nadie va a la casa de la araña Ananse para enseñarle sabiduría").



(Cortesía: Museo de Arte de Houston)

Este oro Aranse una vez perteneció al rey de Asante Kwaku Dua II, que lo envió como un regalo al gobernador colonial británico a finales del siglo XIX. Insultantemente, el regalo fue devuelto. Pero terminó, por una serie de eventos fortuitos, en Dallas, junto a un colgante en forma de T y un álbum de fotos que proporciona una imagen rara de la sociedad de Asante a finales del siglo XIX.

La exposición concluye con una sección dedicada al poder femenino en Asante: varias cabezas de mujeres de terracota y una talla de madera de una madre lactando. Ambas cosas se relacionan con el poder real de las mujeres.

Finalmente hay una serie de telas espectaculares, telas royal kente , tanto para hombres como para mujeres. Su paleta de color verde, rojo y amarillo, que se puede identificar inmediatamente, proporciona cierto alivio visual de brillo y destello precedentes , una excelente forma de finalizar un espectáculo absorbente.

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0