Internacionales

China está vigilando la orina y las heces para combatir el uso de drogas

Por:

infobae

18

Publicado: 20 de julio, 2018 — 13:21 p.m. (hace más de 4 semanas)

Foto por: infobae

Por Sarah Emerson; traducido por Álvaro García



Imagen: Shutterstock

La policía en decenas de ciudades chinas está examinando los desechos humanos para rastrear las redes del narcotráfico y los programas de drogas.

La orina y las heces de los ciudadanos chinos se han convertido en oro para la policía que vigila el consumo local de drogas. Decenas de ciudades chinas están analizando de forma forense las aguas residuales para verificar el consumo de drogas, de acuerdo con Nature, lo que ha llevado al arresto de un productor.

La ciudad de Zhongshan, en la provincia de Guangdong, ha estado monitoreando las aguas residuales para evaluar los programas de reducción de drogas, informa Nature. La policía arrestó a un fabricante con base en el análisis químico de las aguas residuales humanas, y "un puñado de ciudades planea usar [este tipo de] datos… para establecer objetivos para la detención de los consumidores de drogas, tan pronto como el próximo año".

Este proceso se llama epidemiología basada en aguas residuales (WBE, por sus siglas en inglés) y funciona mediante el análisis de ciertos subproductos, o metabolitos, que el cuerpo produce después de metabolizar las drogas. Algunos de estos subproductos están presentes en las aguas residuales humanas y pueden funcionar como biomarcadores de sustancias como la cocaína y la hierba, como se ha demostrado en estudios previos. Actualmente, WBE es una herramienta cuantitativa; combinada con la población u otros datos, puede decirles a los investigadores qué cantidad de droga es usada y cómo eso cambia con el tiempo.

WBE es una herramienta cuantitativa; puede decirles a los investigadores qué cantidad de droga es usada y cómo eso cambia con el tiempo

El biomonitoreo no sólo se utiliza para la investigación de medicamentos, por ejemplo, tiene algunos beneficios en los estudios de enfermedades y presenta diferentes beneficios y consecuencias según cómo se aplique.

El presidente chino, Xi Jinping, recientemente duplicó los esfuerzos de la lucha contra las drogas y prometió combatir las redes de tráfico y a los productores de drogas, según la agencia de noticias estatal Xinhua. Para finales de 2018, Nature informa que los gobiernos centrales y locales habrán vertido 1.5 millones de dólares en la vigilancia proporcionada por WBE.

Como señala Nature , los expertos coinciden en gran medida en que WBE es bastante confiable para estimar el consumo de drogas, y podría ser un mejor indicador que los datos de los cuerpos policiacos, que "pueden ser engañosos porque son mediciones indirectas".

Un estudio realizado por investigadores colombianos, por ejemplo, corroboró los datos de la encuesta y la policía sobre el consumo de cocaína y cannabis en la ciudad de Medellín. Y las aguas residuales recolectadas en 49 plantas de tratamiento nos permiten ver el uso de heroína en 24 ciudades chinas.

Aún así, su adopción por parte de la policía china plantea cuestiones interesantes sobre la ética del biomonitoreo, principalmente en torno al consentimiento con respecto a cómo se obtienen, analizan y almacenan las sustancias biológicas. No sabemos si se implementarán medidas para evitar abusos, como violaciones a la privacidad o el uso inadecuado de datos biológicos. Tal como están las cosas, se necesitan más esfuerzos para desarrollar un marco ético para esta tecnología emergente.

Publicado originalmente en VICE.com

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0