Opinión

¡Una buena puntuación!

Por:

ultimahoradigital

14

Publicado: 22 de mayo, 2018 — 18:51 p.m. (hace más de 3 semanas)

DAVID FIGUEROA DÍAZ.-

Por descuido o desconocimiento, muchos redactores omiten los elementos que le dan sentido a la escritura. Para que la lectura sea entendible, es indispensable usarlos de manera adecuada. Con un buen uso de  los signos de puntuación se logra ordenar las ideas y colocarlas de acuerdo con su importancia. En la entrega de hoy voy a referirme una vez más al tema en cuestión, habida cuenta del mal uso que de estos se hace, sobre todo en las redes sociales, en las que abundan textos  sin comas, puntos y otros signos de vital importancia para la comprensión del texto.  Hay quienes, para separar los componentes de una oración, utilizan guiones, lo cual hace que la lectura se torne pesada e incomprensible. Les hablaré entonces, con ejemplos sencillos,  del punto, la coma, los dos puntos, el punto y coma, los puntos suspensivos y signos de interrogación y de admiración. Antes de entrar en materia, aclaro que la palabra carestía tiene dos aplicaciones: por un lado significa “falta o escasez de lago”, y por el otro es sinónimo de alto costo de las cosas de uso común. El contexto será la mejor guía para usarla adecuadamente.

Es prudente recalcar que el punto indica la pausa que se produce al final de un enunciado. Salvo en el caso de que aparezca en una abreviatura, después de punto siempre se escribirá con mayúscula. Existen tres clases de punto: el punto y seguido, que se emplea para separar los enunciados que forman un párrafo. Después de punto y seguido se continúa a escribir en la misma línea. El punto y aparte, usado para separar párrafos distintos. El punto y final, que cierra un texto, aunque este es una variante del anterior.



Se debe tener presente que la coma marca una pausa breve. Se emplea para separar componentes de la oración o sintagma, salvo que esté precedido por alguna conjunción como: “y, e, o, u, ni”. Por ejemplo: “Marcela llegó de la escuela, hizo los deberes, se dio un baño y se acostó”. Se usa para encerrar incisos o aclaratorias y para señalar omisiones: “Si vienes, te esperamos; si no, nos vamos”. Separa en las cantidades, la parte entera de la parte decimal: 3,5km. Las locuciones conjuntivas o adverbiales van precedidas y seguidas de coma: “en efecto”, “es decir”, “en fin”.

Los dos puntos representan una pausa mayor que la coma y menor que la del punto. Se usan antes de una cita textual: “Dice el refrán: “Más vale tarde que nunca”. Antes de una enumeración: “Las cuatro estaciones del año son: primavera, verano, otoño e invierno; después de las fórmulas de cortesía que encabezan las cartas y documentos; entre oraciones relacionadas sin nexo cuando se expresa causa, efecto o una conclusión: “Perdió el trabajo, la casa, el carro: todo por el juego”.

El punto y coma representa una pausa mayor que la coma y menor que la del punto. Se emplea para separar los elementos de una enumeración cuando se trata de expresiones complejas que incluyen comas: “Su pelo es castaño; los ojos, verdes; la nariz, respingona”. Antes las conjunciones “pero”, “aunque” y “mas”, cuando la frase que se introduce es larga. Cabe destacar que el nombre se separa del cargo con coma, y este del nombre, con punto y coma: Luis González, presidente; Miguel Silva, secretario general; José Vásquez Manzano, contralor; Rafael Jiménez Claudín, director de Relaciones Públicas.

Los signos suspensivos están formados por tres puntos en línea, sin espacio entre ellos. Se usan este signo al final de las enumeraciones abiertas, con el mismo valor que el etcétera; cuando se deja una expresión incompleta o en suspenso: “A buen entendedor…” Los signos de interrogación se usan para marcar el principio y el fin de una pregunta formulada en estilo directo: ¿Qué quieres?  En español deben usarse los dos (¿?). Los signos de admiración son usados en los enunciados que expresan un sentimiento o emoción intensa, en los casos de: “¡Qué fracaso!”; “¡Fuera de aquí!”. También en las interjecciones: ¡Ay!, ¡Oh! Al igual que los de interrogación, se usan dos: al principio y la final (¡!).  Después de exclamación e interrogación no se coloca punto.   [email protected]  @nuestroidioma65 nuestroidioma65.blogspot.com

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0