Opinión

1932: El Padre Arias Sánchez en Araure

Por:

ultimahoradigital

14

Publicado: 22 de mayo, 2018 — 18:51 p.m. (hace más de 3 semanas)

WILFREDO BOLÍVAR.-

Nombrado por Mons. Enrique María Dubuc, obispo de la Diócesis de Barquisimeto a la que pertenecía la parroquia araureña, en 1932 se encargó de la iglesia de Araure el Padre J. Arias Sánchez. Fue el último vicario local durante el régimen gomecista. En el “Libro de Gobierno e inventario de la santa iglesia parroquial de Araure desde 1908” quedaron contenidas algunas de sus modestas actuaciones.

Refiere el nuevo párroco que el 1° de mayo de 1932 realizó “una invitación a celebrar las Flores de María que se practicaron con esplendor religioso”. Precisa el sacerdote: “El mismo día empezaron las visitas domiciliarias de la Patrona, cuyo culto no he cesado de fomentar de varios modos […] Hablé de cultos especiales a la Inmaculada Concepción, patrona de la Consagración Hija de María, cuya asociación encontré casi extinguida, pero con la ayuda de Dios y de la misma Virgen María he logrado restaurarle, pues cuenta hoy cincuenta consagrantes”. Una maestra del pueblo es la encargada de la catequesis: “Hubo vísperas al 23 [de mayo], ferias, misa, sermón y procesión y una primera comunión de varones y hembras, bien preparados por la piadosa señorita receptora de la Escuela Federal, Josefa María García”.



Como nuevo sacerdote de la iglesia Pilarica, se dio en acometer algunos cambios. El ‘mayordomo de fábrica’ del templo era entonces el araureño Juan Travieso. “El día 30 de abril de 1932 —escribe— empezó el aseo, fomento y organización general del templo que hallé bastante abandonado y ruinoso […] Pintaronse al óleo doce candelabros del comulgatorio, frontal del altar mayor y atriles […] se pavimentaron y pintaron la sacristía y de las piezas y corredor inmediato con cemento romano y hormigón. El bautisterio se decoró de nuevo y se dotó con pila de cemento, platillo y jarra niquelada […] hice remendar las paredes y pavimento del templo, recorrer varias veces su techado para impedir los desperfectos de la pintura”.

Refiere el Padre Arias haber fomentado la compra de nuevas imágenes para la iglesia. En el libro de gobierno precisa: “Adquirí para el templo las imágenes siguientes: una de tamaño natural de bulto y riquísima corona de Nuestra Señora del Carmen, obsequio del General Juan Vicente Gómez a la Parroquia de Araure y pedido por ésta mi iniciativa”.

Asienta igualmente el sacerdote que una “capilla en construcción fue preciso demolerla, en parte, por su notable desplomo, mala dirección de sus planes e invasión de los bachacos atrincherados en sus pésimas bases”. Apoyado por el Gral. Ernesto Velazco, residente en Maracay y uno de los potentados locales del gomecismo, como propietario de la primera empresa de agua y luz de Acarigua y Araure, realizó el vicario algunas mejoras. “Por fin —relata— levantóse una pieza techada con zinc y encementado para baño y excusado, cuya agua y luz pidiose al propietario de esta empresa, general Ernesto Velazco Ibarra. Inmediato a la pieza referida, queriendo Dios, se hará un parquecito dedicado a la Virgen del Pilar, patrona de esta parroquia”.

Deseo frustrado del Padre Arias fue construir una casa cural. Sobre esta intención escribió: “Fue mi vehemente deseo durante mi entrada aquí, construir frente a la Plaza Bolívar, la casa parroquial, que tanta falta hace al Párroco y la que servirá a la vez de ornato público. Lancé la idea varias veces, sin éxito ninguno. De igual modo quise fundar una escuela nocturna parroquial y al efecto arregláronse las dos piezas adyacentes a la sacristía”. Y en justa memoria a los dos únicos araureños que le apoyaron dejó escrito para la posteridad: “Mi deseo se agigantó cuando mis cumplidos y buenos feligreses, señores Juan de Jesús Soteldo y Rafael Gudiño ofreciéronme espontáneamente su valiosa colaboración intelectual, que mucho les agradecí. De la generosidad y cultura de tan cultos y honorables caballeros dejo esta constancia como autentico testimonio ad perpetuam rei memorian” [para el recuerdo perpetuo’].

¡Vivan como si fueran a morir mañana, pero estudien como si fuesen a vivir siempre! /[email protected]

¿Qué te pareció el artículo?

¡Qué divertido!
0
¡Waaaooo!
0
¡Me molesta!
0
¡Me encanta!
0
Qué Aburrido...
0
Qué mal...
0
¡Qué Cagada!
0